Saltar al contenido

Perros Psicólogos en Newtown

perros terapeutas

Después de la masacre de Newtown algo bonito que ayuda a salir de el agujero a las personas que han sufrido y sufren después de esta matanza, en estos momentos de tristeza y desolación unos pequeños animalitos dando su ayuda, nuestras amigas las mascotas

Una agrupación de la Iglesia Luterana ha enviado un grupo de ‘perros del consuelo’ a Newtown para ayudar a superar la tragedia.

Buscan animar y ayudar a comunicarse a los afectados por la masacre en la que murieron 28 personas.

Chewie, Ruthie, Hannah o Luther son algunos de los siete perros Golden Retriever que ayudan a los vecinos de Newtown a expresar sus sentimientos o les acompañan mientras rezan. Una agrupación sin ánimo de lucro de la Iglesia Luterana con sede en Addison (Chicago), hizo llegar el domingo por la noche a estos simpáticos y comprensivos canes a una ciudad impactada por una de las peores masacres que ha vivido EEUU. Vinieron a petición del pastor de una iglesia luterana de la localidad donde el viernes murieron 28 personas, entre ellas 20 niños.

Los perros no juzgan. Son cariñosos. Aceptan a todos”, argumenta Tim Hetzner, presidente de la federación luterana, en el diario Chicago Tribune. “Crean el ambiente [apropiado] para que estas personas compartan sus pensamientos.

Estos Golden Retriever están habituados a ayudar a personas necesitadas. Los denominados ‘perros del consuelo’ acostumbran a visitar hospitales, residencias o parques. Cada perro tiene su propia página de Facebook o cuenta de Twitter e incluso correo electrónico.

Los perros se han convertido en el puente, asegura Lynn Buhrke, cuidadora de Chewie. “La gente simplemente se sienta [a tu lado] y te hablan”. Otros, simplemente pasan un rato acompañados por el can, sin necesidad de articular palabra.El domingo participaron en una vigilia y estuvieron con familiares y amigos de las víctimas.

Hoy comparten tiempo con los pequeños de la localidad para ayudarles a superar la tragedia, informa la NBC.Esta iniciativa de ‘canterapia’ surgió cuando en 2008, un hombre mató a cinco estudiantes con su arma en la Universidad de Northern Illinois. La experiencia fue tan buena, que siguió adelante y hoy cuenta con 60 perros en seis Estados diferentes.