Saltar al contenido

Escorpion Ciego Belisarius xambeui

Belisarius xambeui

Se encuentra una especie de Escorpión casi por casualidad, que se ha detectado que solo vive en algunas regiones de Catalaluña,a partir de aquí se van a tomar varias medidas sobre esta especie.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat de Cataluña ha iniciado el censo del escorpión ciego –‘Belisarius xambeui’–, una especie rara que constituye la única de Europa sin ojos y que habita tan solo en comarcas del norte de Cataluña.

De tan solo tres centímetros de tamaño, este arácnido habita en cuevas y en el medio subterráneo superficial de los bosques húmedos, principalmente en hayedos maduros de las comarcas de Osona, Ripollès y la Garrotxa.

Su alta sensibilidad a cambios en su entorno hace que se encuentra en peligro de extinción, y los expertos consideran que su supervivencia a corto plazo es “poco probable” sin medidas de conservación.

El escorpión ciego comparte distribución con el grillo ‘Dolichopoda linderi’, otra especie cavernícola que solo se ha censado en Cataluña, ha precisado el comunicado.

Se calcula que en el mundo existen 1.500 especies de escorpiones, sobre todo en zonas áridas, lo que hace más especial al ‘Belisarius xambeui’, ya que se trata de uno de los pocos que vive en cuevas, emparentado con otros escorpiones nocturnos recientemente descubiertos en la selva amazónica.

El escorpión ciego toma su nombre del general bizantino Belisario, a quien se cree que el emperador Justiniano dejó ciego por un caso de deslealtad, y el apellido de su descubridor, Vincent Xambeu, quien lo descubrió en el macizo del Canigó en 1879.

El próximo catálogo de la fauna protegida en Catalunya incluirá por primera vez, junto a emblemáticas especies como el oso pardo, el fartet, la tortuga mediterránea, el tritón del Montseny y el quebrantahuesos, un pequeño escorpión tan desconocido que nadie, o prácticamente nadie, se había preocupado hasta ahora de evaluar su estatus, es decir, de comprobar si era abundante o no. El Belisarius xambeui es un escorpión endémico de Catalunya -no se ha localizado en ningún otro emplazamiento en el mundo- y además una rareza zoológica porque es de hábitos cavernícolas y no tiene ojos. «No está emparentado con los otros escorpiones de Europa -destaca el biólogo Josep Maria Olmo, especialista del Departament d’Agricultura i Medi Natural de la Generalitat-. Se está investigando, pero la única especie cercana y que también vive en cuevas parece ser un raro invertebrado de la selva amazónica».

Las prospecciones realizadas en los últimos cuatro años por la Institució Catalana d’Història Natural, la Universitat de Barcelona y el Departament d’Agricultura parecen indicar una regresión de las poblaciones, pero es difícil asegurarlo porque no hay apenas datos para comparar. De hecho, posiblemente nunca ha sido abundante. El escorpión ciego se ha localizado en una treintena de parajes de las comarcas de Osona, el Ripollès y la Garrotxa, compartiendo curiosamente su distribución con un grillo también cavernícola, el Dolichopoda linderi.

Pequeño tamaño

Los escorpiones ciegos son de tamaño pequeño, generalmente entre tres y cuatro centímetros, y escaso dimorfismo sexual (es difícil distinguir los machos de las hembras). «Son de color claro, muy despigmentado, como suele pasar con los animales que viven con poca luz», explica Olmo. Poco más se sabe de su biología. Aunque no tiene ojos, sus pinzas cuentan con una pilosidad que le permite detectar los insectos de los cuales se alimenta. En cuanto a la picadura, no parece peligrosa, dice el especialista, «pero mejor no probarlo, por si acaso.

A diferencia de la mayoría de los alacranes europeos, más propios de ambientes secos, el escorpión ciego vive en el medio subterráneo (cuevas y también todo tipo de grietas y agujeros poco profundos) de bosques húmedos, principalmente en los hayedos maduros «como los de la Grevolosa y la Fageda d’en Jordà», destaca Olmo. «Este año hemos detectado varios escorpiones en nuevos emplazamientos, pero nunca son muchos», asume el especialista de la conselleria.

En Catalunya habitan otras dos especies de escorpión. El primero es el Euscorpius flavicaudis, presente en el Montseny y la Garrotxa, aunque el más habitual es el escorpión europeo o Buthus occitanicus, típico de todos los países de la cuenca mediterránea. En ambos casos tienen una picadura muy dolorosa, pero salvo casos excepcionales no revisten gravedad para los humanos.

El Belisarius xambeui recibe su nombre en honor del general bizantino Belisario, a quien el emperador Justiniano mandó dejar ciego, y del naturalista Vincent Xambeu, que fue el primero en descubrirlo y catalogarlo, concretamente en 1879. Buena parte de las citaciones procedían hasta ahora de practicantes de espeleología. El catálogo de fauna protegida se completará, en la categoría de invertebrados, con dos saltamontes, una mariposa (Boloria eunomia), dos libélulas, un raro caracol de agua y un grillo o somereta.

Como medida principal de conservación del escorpión ciego, el Departament d’Agricultura subraya que es necesario promover la preservación del hábitat donde vive, minimizar los impactos de las actividades humanas (como podría ser una alta frecuentación de las cuevas donde vive) y llevar a cabo prospecciones» para determinar la biología y la distribución de la especie. Olmo insiste en el mismo sentido: «No sabemos a ciencia cierta las causas de la regresión, pero lo lógico es pensar en una influencia humana».